Indumentaria del siglo XVII. Barroco aristocrático (parte III)

Estándar

Reinado de Luis XIV

Image

A medida que la clase media comenzó a imitar el estilo de la aristocracia, las cortes cambiaron drásticamente su manera de vestir. En lo que respecta a la indumentaria masculina, ésta se volvió extravagante. Los gregüescos aumentaron de volumen y fueron cubiertos por sobrefaldas. A esta prenda se le llamó rhinegrave.

ImageEl lugar donde las calzas y los gregüescos se encontraban era adornado por un pedazo de tela denominado canon. Asimismo, los rhinegraves y los cuellos del jubón se decoraban con listones multicolores llamados galants.

Image

ImageLas gorgueras cayeron en desuso. En su lugar se prefirieron los cravats y jabots, que son el antecedente de la corbata moderna.

Image

Image

Los zapatos para hombre llevaban tacón. Éste siempre era de un color distinto al del resto del zapato. Uno de los colores más utilizados era el rojo. El frente del zapato se decoraba con hebillas o con moños.

Image

Al final del reinado de Luis XIV, las ropillas y los coletos se alargaron. Desde la cintura, llegaron a cubrir los gluteos y los muslos, dando lugar a las casacas. Éstas se usaban ceñidas al torso. Una vez pasado el talle, caían en forma de faldones. La aparición de las casacas dismuye el uso de los rhinegraves. En su lugar, se usaron gregüescos más ceñidos al cuerpo.

Image

Image

En lo que respecta al vestido femenino, se continuó con el uso del guardainfante. La parte superior de los vestidos, en cambio, sí sufrió cambios importantes. Los corsets y corpiños ostentaron un escote más pronunciado (llamado décolletage) y presentaron hombros caídos, es decir, que los hombros de la prenda caían por debajo de los hombros de quien la usaba.

ImageImage

Se continuó con el uso de faldas sobrepuestas. En esta ocasión aparece la mantua o manteau. Se trata de una especie de abrigo muy largo con mangas a la altura de los codos. Éste se ceñía a la cintura. El resto de la tela cubría la falda y el guardainfante, por lo que se ajustaba hacia atrás, formando una cola.

ImageImageImage

El peinado de moda, con rizos y recogido a los lados, se denomina a la sevigné.

Image

Bibliografía:

Bembibre, Carlos. (2005). Del Barroco al Rococó: Indumentaria, encajes, bordados. Buenos Aires: Nobuko.

Boucher, François. (2009). Historia del traje en Occidente: Desde los origenes hasta la actualidad. Barcelona: Gustavo Gili.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s